Skip to main content

Sonata en La menor de C. P .E . Bach (I mov)

Sonata en La menor de C. P .E . Bach

Por Felipe Rojas Marinkelle

Carl Philipp Emanuel Bach nació en Weimar (Alemania) el 8 de marzo de 1714, fue el quinto hijo de Johann Sebastian Bach. Al igual que su padre creó una de las obras más representativas para flauta travesera: Sonata en La menor para flauta sola, que fue escrita en el año de 1747, sin embargo esta no fue publicada hasta 1763.

Falleció en Hamburgo el 14 de diciembre de 1788

Análisis técnico del primer movimiento de la Sonata en La menor para flauta sola de C.P.E. Bach.

Métrica: 3/8 Tonalidad: La menor

El compositor inicia esta obra con un motivo sobre el cual se desarrolla la pieza y que será fácilmente reconocible a lo largo del movimiento. Dicho motivo es la clara representación de la construcción melódica a dos voces en un instrumento melódico, como puede ser la flauta.

La escritura se puede resumir en la creación y desarrollo de un único tema o motivo que va cambiando, y cuyo desarrollo se compone de frases de cuatro compases con una finalización común

Se pueden observar a lo largo del movimiento cuatro distintas apariciones de este motivo, las cuales van variando en interválica.

En esta primera aparición podemos resaltar ambas melodías; la primera muestra en tiempo fuerte un arpegio descendente La – Fa – Re que supone un acorde de Re menor. Por otro lado en un registro más agudo se encuentra un motivo melódico que se repite con ligeras variaciones.

Imagen 1. Motivo principal. Sonata en La menor. Arpegio (rojo), motivo melódico (azul)

El desarrollo continúa y, a lo largo del mismo, podemos ver la aparición de escalas y arpegios en el registro medio de la flauta, en los cuales se enmarca el tono de La menor. Sin embargo, con el uso de alteraciones se pueden notar pequeños énfasis hacia Re menor mediante el uso de Si bemol Do sostenido.

Imagen 2. Compás 15. Re menor

Podemos, además, encontrar secciones en las que aparecen melodías contrapuntísticas de hasta tres voces claramente visibles, ya sea porque están separadas por intervalos lo suficientemente amplios o por su ubicación en el compás. La separación entre la voz más aguda y la siguiente corresponde a una sexta compuesta (intervalo de 13ª) y la distancia de esta a la siguiente varía entre intervalos de sexta séptima.

En la siguiente ilustración (compás 25) se puede observar, marcado en diferentes colores, el movimiento de las distintas melodías desarrolladas. Un movimiento de segunda que en su siguiente aparición está una segunda mayor por encima de la inicial (Rojo). Otra melodía separada muestra un movimiento similar pero una quinta debajo de donde inicia la anterior (Azul). Por último se encuentra una escala cromática ascendente desde Fa4 hasta la nota La5 (Verde).

Imagen 3. Frase contrapuntística

A continuación, se puede observar la reducción de una pequeña sección de la obra con el fin de ilustrar la ampliación de un escala sencilla para usar intervalos compuestos y generar diferentes voces

Imagen 4. Modelo de expansión interválica.

En esta segunda aparición del tema se observa una escala de la siguiente manera: Fa# – Sol – La bemol, mientras la otra voz dibuja una pequeña escala en Do menor.

Imagen 5. Primera variación del motivo.

En la siguiente presentación con respecto a la anterior, el tema se encuentra a una distancia de segunda mayor.

Imagen 6. Segunda variación del motivo. Sonata en La menor.

Y posteriormente se vuelve a presentar el tema principal como una reexposición:

Imagen 7. Reexposición del tema. Sonata en La menor.

Se presenta finalmente una última variación del tema con algunos cambios en la interválica:

Imagen 8. Última aparición del tema. Sonata en La menor.

El autor culmina la obra mostrando una pequeña variación del tema principal seguido de una corta cadencia (V-I).

Imagen 9. Variación final. Sonata en La menor

La flauta travesera brinda la capacidad de articular de distintas maneras y asimismo la utilización de ornamentos, lo cual se observa de manera reiterada en esta obra. El uso del puntillo para separar frases o voces, el uso de sonidos ligados o sostenidos generalmente en figuración de semicorchea y fusa o el cambio entre sonido seco y sostenido sirven para facilitar, en muchos casos, el cambio de registro al intérprete.

Como hemos visto, el uso de los recursos como los arpegios compuestos demuestra la influencia de la Partita para flauta en La menor de J.S Bach, su padre, y en general de su obra, creando momentos de contrapunto en un instrumento melódico.