Skip to main content
Zopli2

Hace dos años encontré en facebook un vídeo de una flauta tocada por ambos lados… muy interesante e impactante a la vez, Zopli2. Hoy tenemos la suerte de poder conocer mejor a sus integrantes Clara Gallardo y Joaquín Sánchez dos malagueños que nos abren sus puertas

¿Cómo empezasteis en el mundo de la Música?

(Clara) – En mi casa no había tradición musical pero desde muy pequeña la música me fascinaba. Mi primer vínculo fue en el cole con la flauta dulce, y como estaba todo el día tocando y sacando melodías, mis padres me propusieron estudiar en el conservatorio. Lo pillé con muchas ganas, aunque en los últimos años de carrera empecé a darme cuenta de que me faltaban cosas que quería desarrollar, herramientas que me permitieran no depender de una partitura, improvisar, aprender otras músicas, encontrar mi propia voz. Comencé a tocar con grupos que no tenían nada que ver con lo clásico y unos años después de acabar el Superior en Málaga me fui a estudiar World Music en Codarts (Rotterdam, Holanda). Es un conservatorio muy interesante para aquellas personas que quieran buscar y desarrollarse en otras direcciones.

(Joaquín) – Mi primer contacto con la música fue en la banda de mi pueblo (Almargen) donde comencé a tocar el clarinete. Este instrumento me atrajo por su mecanismo complejo, ya que a mí me encantaba desmontar cosas y descubrir cómo funcionaban, al igual que me pasaba con las partituras, me parecían un jeroglífico y me atraían. Cada vez me la música fue tomando un lugar prioritario en mi vida y cuando me fui a Granada para estudiar Magisterio Musical empecé a conocer y a tocar con músicos de muy diversos lugares del mundo, lo cual me llevó a acercarme a otros folclores, como el de Grecia, Turquía, Brasil… Empecé también a tocar más instrumentos: armónica cromática, flauta o kaval búlgaro, entre otros, y así he continuado creciendo, abarcando múltiples aspectos de la música, la investigación y la divulgación.

¿De donde surgió este proyecto?

(Clara) – Al terminar el conservatorio en Holanda, volví con todas estas nuevas conexiones e ideas musicales, pero tenía que empezar una vida nueva fuera de aquella burbuja, crear algo aquí… y entonces apareció Joaquín, casi como caído del cielo, jaja

(Joaquín) – Yo llevaba 13 años con mi proyecto Vibra-tó, tocando con materiales reciclados. Al conocer a Clara vi una gran oportunidad de hacer algo juntos, ya que compartíamos muchas inquietudes. Integrar los instrumentos reciclados con instrumentos reales podría ser una manera de reconectar y mostrar mi parte musical más “seria”.

(Clara) – Un día en un hotel mientras probábamos embocaduras soplando desde la pata de la flauta, como si fuera un nei o kaval, se nos ocurrió tocar a los dos a la vez, cada uno desde un extremo. Nos quedamos alucinados porque no imaginábamos que daría ese resultado. No sólo podíamos convertir el instrumento en una flauta doble con cierta independencia entre una sección y la otra, si no que a nivel acústico nos quedaba una escala pentatónica en do sostenido totalmente afinada. Y de ahí surgió la idea definitiva de comenzar el proyecto.

(Joaquín) – Aunque en su día esta técnica nos salió por casualidad, con el tiempo nos enteramos que unos compañeros flautistas húngaros lo habían hecho antes. La primera composición a flauta sola de Zopli2 fue 17 de diciembre de 2017 en Zuheros, Córdoba. Fue una composición inspirada en la escala pentatónica de C# m que se obtiene fácilmente soplando con la embocadura de soplo oblicuo desde la pata, que nos recordó al sonido del sakuhachi. Luego, el primer dúo a flauta sola que escuchamos y del que tuvimos constancia fue la adaptación del Carnaval de Los Animales de Gergely Ittzés con Noemi Nagy, que nos lo mencionó un compañero de codarts en Rotterdam a finales de junio de 2018, así que decidimos también versionar ese dúo como homenaje a ellos. Nos pusimos en contacto con Gegerly, y él nos comentó que a su vez no fue invento suyo, sin que fue idea de su profesor István Matuz, que grabó algún vídeo con su hijo Gergő Matuz. Y ampliando información, Dávid Kanyó, también adaptó la pieza “El Carnaval de los Animales” que interpretamos en el vídeo a diferentes técnicas, entre ellas el soplo oblicuo a través de la pata de la flauta. Desde entonces siempre que interpretamos el dúo a flauta sola les mencionamos ya que es una historia de descubrimiento casual y de investigación que nos gustó mucho. En nuestro facebook fb.com/zopli2 tenemos un post ampliado sobre esto con muchos enlaces a todos los vídeos que mencionamos

¿Qué tipo de música hacéis?

(Clara) – De alguna forma es un reflejo de aquello que nos ha nutrido en nuestra vida musical. Cada uno ha tenido una línea diferente de acercamiento y aprendizaje a diferentes músicas, pero tenemos muchas inquietudes en común. El proyecto representa un viaje sonoro que combina músicas tradicionales de distintas partes del mundo (arregladas de forma muy personal dado el formato) con composiciones propias y experimentales con un nivel compositivo más complejo.

(Joaquín) – Hacemos música de compositores actuales y también de otros tiempos… de Chiquinha Gonzaga a Emir Croitor, Atahualpa Yupanki o Michalis Koulumis, vamos rescatando joyas Moldavas, Japonesas, Argentinas, de Brasil o Armenia, haciendo música con parte de su folclore. Y creando un formato con una sonoridad bastante especial, formada sólamente por dos instrumentos de viento sin ningún tipo de añadido.

¿Como creéis que se siente el público?

(Clara) – Bueno, hasta ahora hemos tenido realmente muy buen feedback y eso nos ha ido dando confianza y seguridad para valorar y apostar por el proyecto cada vez más. De hecho, al principio solíamos preguntar a gente en confianza qué les había parecido y pedíamos impresiones a músicos que apreciamos y con los que tenemos confianza para saber si la propuesta resultaba interesante y si se echaba en falta no llevar un soporte armónico o rítmico.

(Joaquín) – A nosotros mismos nos sorprendió que nuestra música en este formato tan arriesgado llegase tanto a la gente, desde la percepción de músicos como de público general, y descubrimos que era una propuesta atrayente tanto para niños como adultos. Además es un proyectos muy versátil que encaja en diferentes contextos, desde actuaciones más serias en festivales o conciertos de sala y teatro, como conciertos más familiares e informales, actuaciones didácticas en colegios o conservatorios, clubs de música, museos o al aire libre. Hay una buena combinación de conceptos y al final la gente se ríe, se emociona y aprende sobre músicas e instrumentos que desconocía.

¿Cuales son vuestros proyectos de futuro?

(Clara) – Por ahora, en nuestro futuro más inmediato está el sacar disco. Queríamos que fuera reflejo de lo que hemos estado haciendo estos dos años, sin ningún artificio ni añadido en la grabación. Algo honesto y sencillo, sin incluir siquiera colaboraciones, ya que al final es fácil alejarse del concepto fiel de hacer música a dúo (de vientos). Ya está grabado, ahora queda hacer la mezcla y masterizar, y buscar cómo sacarlo a la luz, así que esperamos tenerlo listo pronto.

(Joaquín) – Luego la idea es seguir evolucionando, crear repertorio nuevo y abrir el formato a colaboraciones con más músicos. Nos gustaría sacar otro disco más adelante con algo más de producción y contando con otros instrumentistas que admiramos y que por suerte tenemos cerca

¿Qué consejo le daríais a los estudiantes?

(Clara) – Que no tengan miedo de buscar su propio camino y de arriesgar. A mí me ha frenado durante un tiempo el discurso que me llegaba de profesores y otras personas a las que respetaba cuando me decían que tenía que escoger, que debía centrarme… durante años lo pasé muy mal sintiendo que tenía un problema por ser una persona inquieta, por no encajar y no tener claro mi camino, y por ansiar aprender “demasiadas” cosas. Sin embargo, cada vez soy más consciente de que si uno sigue buscando y no se rinde, llega el momento en el que todas esas inquietudes y búsquedas empiezan a encajar y ensamblarse, como un puzzle, y esa es la llave que abre la puerta a desarrollar una voz propia, a encontrar nuestro lugar único donde nos sentimos plenos y podemos vivir de lo que realmente nos hace felices.

(Joaquín) -Suscribo lo que dice Clara. Si tuviera que dar un consejo sería que no tengan miedo de experimentar y de andar en “arenas movedizas”. A todos nos gusta la estabilidad y el confort, pero muchas veces la música se trata de explorar y mirar por donde otros han mirado y ver lo que nadie ha visto. Déjate guiar por tu intuición y explora y estudia todo aquello que te atraiga, aunque en un principio no le veas una aplicación inmediata o una “continuidad” o conexión con tu línea de estudios. Pero eso sí, estudiado bien e intégralo, pues en un futuro puede que eso sea lo que te haga un músico (o persona) único/a. Nadie en el mundo escucha la música como tú, ni se siente atraído por las mismas músicas e influencias que tú, nadie en el mundo va a recorrer tu camino, así que no tengas miedo de crear un camino nuevo.

Muchas gracias por vuestro tiempo y espero que tengáis muchos éxitos en el futuro y nos hagáis disfrutar con vuestra música.

Os dejamos una pequeña muestra

Leave a Reply

Acepto el tratamiento de mis datos para publicar mi comentario. Política de Privacidad *

EL HOGAR DE LA FLAUTA TRAVESERA S.L. es el responsable del tratamiento de los datos personales que nos proporciona. Utilizaremos sus datos para gestionar y atender adecuadamente su consulta y éstos no se cederán a terceros, salvo obligación legal. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos personales, así como otros derechos, tal como se explica en la siguiente información adicional. La legitimación para el tratamiento de sus datos personales viene dada por su consentimiento, otorgado en el momento de ponerte en contacto con nosotros. Puede contactar con nosotros en administracion@elhogardelaflautatravesera.com.